10 de diciembre de 2014

Atención bodegas: ¿Facebook o Twitter?

En los últimos años muchas bodegas se han lanzado a abrir perfiles en diferentes redes sociales con la finalidad de mejorar la comunicación con sus clientes. De hecho, las redes sociales representan una potente herramienta de marketing que, bien manejadas, pueden contribuir a mejorar la notoriedad de una bodega en internet o ayudar a generar tráfico hacia su página web. Ahora bien, para una bodega que todavía no lo haya hecho, ¿por dónde debería empezar? ¿Por Facebook o Twitter?

Imagen-Facebook-vs-Twitter


Podemos definir el Social Media Marketing (SMM) como la gestión de todas aquellas actividades que la empresa desarrolla en medios sociales con una finalidad de marketing. Estas otras actividades, el SMM comprende la apertura de los perfiles de la bodega en las diferentes redes, la publicación de contenidos, la interacción con seguidores y la medición del resultado alcanzado.

Evidentemente, la primera premisa a considerar en una adecuada estrategia de Social Media es tener muy claro que no todas las redes sociales son iguales. Cada una tiene su perfil de público (entre los que pueden estar tus clientes, o no) y la gente las utiliza con una finalidad muy distinta.

De hecho, la decisión de estar o no estar en una red social en concreto debe estar condicionada por el objetivo específico que la bodega pretende conseguir. No se trata de ir alegremente abriendo perfiles en las redes sociales, sino de definir claramente una estrategia que delimite lo que la bodega espera de cada red social.

Por eso, cuando alguien me pregunta en qué red social debería desarrollar su actividad siempre le contesto: depende de lo que quieras conseguir. No es lo mismo que quieras utilizar las redes sociales para interactuar con tus seguidores que para promover y monitorizar, en tiempo real, una cata de tus vinos.

En líneas generales, casi todas las bodegas que tienen actividad en las redes sociales buscan mejorar su cuenta de resultados. Vamos, que lo que quieren es vender más vino. No obstante, y aunque es un objetivo lícito, la actividad en redes sociales no debería enfocarse directamente a la venta. De hecho, éste debería ser un objetivo secundario.

Entre otras utilidades, las redes sociales presentan un gran potencial para:

¿Facebook o Twitter?


De entre todas las redes sociales existentes, dos de ellas destacan por encima de las demás: Facebook y Twitter, siendo habitual que muchas bodegas desarrollen sus perfiles en estas redes.

Si eres de las pocas bodegas que todavía no lo ha hecho y te preguntas por dónde empezar, lamento decirte que no existe una regla fija para decantarte por una red u otra. Todo va a depender de lo que quieras conseguir y de los objetivos que te hayas planteado. Eso sí, tampoco se trata de estar por estar, ya que debes comprometerte con ellas y mantener tus perfiles actualizados.

La utilidad principal de estas redes es crear una comunidad de seguidores alrededor de la marca y de la bodega con la finalidad de interactuar con ellos. Bien gestionada, esta interacción con tus fans y seguidores te permitirá mejorar el posicionamiento de tu bodega en internet, lo que a largo plazo puede redundar en que vendas más vino a esos seguidores (fidelización) e incluso que nuevos consumidores se acerquen a tus vinos.

Además, ambas plataformas son ideales para compartir información relevante (de tu bodega, tus vinos o del sector vinícola en general), promocionar tus vinos o atraer tráfico hacia tu web principal, así como para comunicar eventos y promocionarlos.

En cuanto a las diferencias, me atrevería a decir que el componente más lúdico que tiene Facebook la hace especialmente atractiva para generar un fuerte vínculo emocional con tus seguidores. Tal y como se señala en la revista digital La Bodega Alicantina Facebook es una plataforma ideal para las bodegas “porque es una plataforma de ocio y las personas estamos ahí para entretenernos”. Si queremos trasladar el componente hedónico del consumo de vino qué mejor que estar presentes en el lugar donde la gente acude a divertirse y a entretenerse.

Por su parte, Twitter es una plataforma ideal para hablar con prescriptores, medios e incluso con otras bodegas o con los diferentes agentes del sector (denominaciones de origen, consultoras, etc.). Tal y como señala Juan Burgos en su recomendable post 6 elementos clave en la web de una bodega "si usted desarrolla estas relaciones ahora, más tarde, cuando trate de venderles una historia para que la publiquen o pedirles que revisen su vino, será más probable que obtenga una respuesta". Recuerda cuando hablábamos sobre cómo gestionar las relaciones con blogueros de vino, primero hay que conectar con ellos, y Twitter puede ser una buena herramienta para comenzar a consolidar dichas relaciones.

Además dado su gran dinamismo e inmediatez, Twitter es especialmente útil para promover y compartir en tiempo real eventos concretos como catas, jornadas de puertas abiertas o presentaciones.

Aunque cada red tiene su particularidad, probablemente el mejor consejo es combinar ambas plataformas para desarrollar tus acciones de marketing. Si las gestionas bien podrás llegar a una mayor cantidad de público y alcanzar tus objetivos.

Un saludo,
Ricardo