6 de mayo de 2015

Original sistema de distribución directa de vino

La distribución y comercialización del vino constituye una de las piedras angulares del marketing mix vinícola. Poner a disposición del consumidor el vino, en el lugar y el momento que el consumidor lo necesita, es una de las claves de toda estrategia de marketing para cualquier bodega. En este post te presento un ejemplo de distribución innovador en el sector vinícola y que supone una alternativa interesante a tener en cuenta.

Imagen-Web-Vegamar
www.bodegasvegamar.com
Básicamente, una bodega tiene dos alternativas para hacer llegar el vino elaborado al consumidor final:

  • La distribución directa: supone que la bodega se relaciona directamente con el consumidor final, sin utilizar intermediarios. Dos ejemplos típicos de este sistema de distribución serían la venta online (a través de la página web de la propia bodega) y la venta en las propias instalaciones. 
  • La distribución indirecta: supone utilizar intermediarios, mayoristas y/o minoristas, para hacer llegar el vino al consumidor final. Constituye el sistema de venta más extendido y comprende tanto la venta en vinotecas, supermercados o hipermercados, la venta a través de otros intermediarios online, así como la venta a través del canal HORECA (acrónimo de Hoteles, Restaurantes y Cafeterías).

Ambos sistemas de distribución tienen sus ventajas e inconvenientes, por lo que no se debe olvidar las posibilidades de utilizar un sistema de distribución mixto (combinación de un sistema directo e indirecto), dado que ambas alternativas no son excluyentes.

La original propuesta de Bodegas Vegamar


Bodegas Vegamar es una joven bodega creada en 1999 en Calles, una localidad situada en el interior de la provincia de Valencia, que elabora una amplia gama de vinos de calidad. Desde 2007 también elabora cavas en su bodega de Requena.

Lo que más me ha llamado la atención de esta pequeña bodega es su original e innovadora alternativa de distribución a través de una tienda física, “Vegamar Selección”, ubicada en la calle Colón de la ciudad de Valencia.
Imagen de "Vegamar Selección"

Además de una tienda en sí, "Vegamar Selección" pretende convertirse en un punto de encuentro para el consumidor en el que poder tomar una copa, picar algo o comer. Vamos, que constituye todo un establecimiento de restauración. También ofrece servicios de catering a domicilio para particulares, oficinas, comercios o empresas, así como la posibilidad de comprar detalles personalizados para eventos particulares o de empresas, tales como botellas de vino o de aceite, cajas de bombones, trufas, etc. con un 5% de descuento para compras superiores a 30 unidades del mismo artículo.

La idea de contar con su propia tienda física ubicada en un núcleo urbano permite, sin duda, dotar de mayor cercanía a la bodega y transmitir una determinada imagen de marca para la bodega. Además, supone un importante banco de pruebas en el que la bodega puede valorar in-situ qué vinos funcionan mejor, experimentar con los precios, conocer mejor la valoración del consumidor sobre sus vinos, etc.

Imagen-Tienda-Vegamar-2
Imagen del interior de "Vegmar Selección"
Por supuesto, tampoco se puede pasar por alto que los costes operativos de este sistema de distribución son elevados. De hecho, el alcance de este sistema de distribución es muy limitado (no llega a un público amplio, sino que se limita al radio de actuación del establecimiento físico), por lo que no supone un sistema de distribución apto para todas las bodegas.

De hecho, para poner en marcha el local y mantenerlo abierto es necesaria una inversión importante, por lo que resulta necesario apoyar la venta de los vinos con otros productos (alimentación), lo que constituye en sí una estrategia de diversificación muy interesante que puede permitir a la bodega la obtención de unos ingresos (beneficios) adicionales. 

Desde luego, la idea es original e innovadora, por lo que les deseo toda la suerte posible en el proyecto.

Un saludo,
Ricardo