22 de abril de 2015

Si el vino marida con pasta, no lo compres

Comprar vino no es fácil. Con tanta oferta que se nos presenta en los lineales de las tiendas a veces no sabemos qué vino elegir. Por eso, muchos consumidores nos sentimos tentados a mirar la información que los propios bodegueros ofrecen de sus vinos en la contra etiqueta. No es que sea decisiva, pero es una información que puede ayudar a tomar la decisión. Después de leer este entrada aprenderás una cosa: Si el bodeguero recomienda el vino para tomar con pasta, mejor no lo compres.

Imagen-Correlaciones-Precio-Valoracion-Vino

El pasado mes de febrero Mark Allen Thornton, un estudiante de doctorado de la Universidad de Harvard, publicó los resultados de un estudio desarrollado a partir de la información de los datos de ventas de unos 75.000 vinos en el portal www.wine.com. En particular, Mark Allen comparó los textos escritos en las contra etiquetas de las botellas de vino con las valoraciones que los expertos de Wine Spectator y de Wine Advocate (Robert Parker), así como con las valoraciones del público en general (representados por la comunidad de usuarios de wine.com).

De los resultados del estudio cabe destacar dos datos importantes:
  • En cuanto la correlación de las valoraciones con el precio, en general se observa una relación lineal y proporcional entre las valoraciones de los usuarios y el precio del vino: A mayor precio la valoración de los usuarios también es mayor. Sin embargo, la relación entre el precio y la valoración de los expertos adopta una forma de U-invertida. Como puedes ver en el gráfico anterior, los vinos con una valoración mejor no son necesariamente los más caros.
  • Los vinos (tintos) con la peor valoración por parte de críticos tienden a incluir la palabra pasta en mayor proporción en sus contra etiquetas. De hecho, en general, los resultados indican que los vinos que incluyen en su contra etiqueta qué tipos de alimentos combinan mejor con el vino tienden a estar peor puntuados.

Imagen-Nube-Contra-Etiquetas-Vino

Por supuesto, la información contenida en la contra etiqueta de un vino no es utilizada por todos los consumidores en sus decisiones de compra. Sin embargo, a parte de la información que de forma obligatoria debe incluir el etiquetado de un vino, muchos bodegueros tienden a complementar esta información con alguna recomendación de consumo, con información sobre su proceso de elaboración o sobre la historia de la bodega, entre otras posibles alternativas.

Tal y como apunta Mark Allen, los resultados de su estudio apuntan a la idea de que cuando en la contra etiqueta se incluye información sobre los platos con los que mejor armoniza el vino (entre ellos, y por encima de todos, la pasta) suele tratarse de vinos que obtienen una peor valoración por parte de los expertos. Sería algo así como que si el bodeguero se empeña en recomendar con qué tipo de comida marida bien el vino es porque realmente no tiene nada que decir con relación al vino (lo que viene a justificar que se trata de un vino de “peor calidad”).

La verdad es que no sé qué pensar. A pesar del elevado número de datos con los que se ha elaborado el estudio, te recomiendo que cojas estos resultados con cautela. No creo que los bodegueros incluyan información sobre consejos de maridaje por ausencia de argumentos, sino simplemente porque quieren hacerte la vida más fácil. En muchas situaciones de consumo, primero elijes la comida y después tratas de elegir el vino que mejor armoniza con la misma. Si el bodeguero te facilita esa labor, bienvenida sea. ¿No crees?

Un saludo,
Ricardo