15 de abril de 2015

¿Y si los consumidores no estamos equivocados?

El vino es un producto de experiencia, vive la tuya propia y no dejes que nadie la viva por ti. Desde los inicios de este blog, éste ha sido el lema que ha guiado mi estilo de redacción. Creo firmemente que, como consumidores de vino, debemos aprender a tomar nuestras propias decisiones y a valorar el vino sin prejuicios. En esta entrada te presento los resultados de un estudio desarrollado recientemente por la aplicación Vivino que no hacen más que reforzar esa idea básica: Vive tu propia experiencia con el vino.

Imagen-Web-Vivino
Portal de la App www.vivino.com
El papel de los prescriptores de vino siempre ha estado en tela de juicio. Ya se trate de gurús del vino, de publicaciones especializadas o de modestos blogueros, los prescriptores de vino reciben tantos halagos como críticas. Aunque nadie duda de la capacidad que tienen (algunos) prescriptores para elevar a los altares a un vino, también son legión las voces críticas con el papel que desempeñan en el sector vinícola.

Al margen de este debate, hay que reconocer que el consumidor a veces necesita que le ayuden. Es imposible conocer todas las referencias que hay en el mercado y la valoración de un crítico le puede “ayudar” a obtener información sobre los vinos que desconoce. Quizás, esta es una de las razones que explica por qué las aplicaciones móviles relacionadas con el mundo del vino tienen cada vez mayor importancia, ya que en cierto modo vienen a cumplir esta función. De hecho, algunas voces apuntan a que estas aplicaciones podrían incluso terminar desplazando la capacidad de influencia de los prescriptores tradicionales.

Personalmente, y aunque sé que hay muchas, yo utilizo Vivino. El esquema de uso de esta aplicación es bien sencillo: el usuario introduce una referencia (con una foto de la etiqueta) y la App la busca en su base de datos para ofrecer una amplia información sobre el vino en cuestión (origen, bodega, precio, nota de cata, etc.), así como la valoración media que otros usuarios han hechos de ese vino (en una escala de 5 puntos). De hecho, una vez que haces la foto al vino tú mismo puedes valorarlo y escribir tu propia opinión, las cuales se agregan a la base de datos.

En un intento por poner en valor la aplicación, desde Vivino han analizado las puntuaciones de más de 5.000 vinos, comparando las valoración que de esos vinos hacen unos 800.000 usuarios de la aplicación con las puntuaciones que les otorgan dos prescriptores de reconocido prestigio: Robert Parker y Wine Spectator.

Dado que las puntuaciones de Vivino se establecen en una escala de 5 puntos, mientras que las puntuaciones de Robert Parker y Wine Spectator se mueven en una escala de 100 puntos, lo primero que se ha hecho es establecer una comparativa entre ambas escalas. En la imagen adjunta se presenta la tabla de equivalencias: 
Imagen-Estudio-Vivino

Realizada esta equivalencia, el siguiente paso es valorar la consistencia de las evaluaciones entre las distintas fuentes. El resultado principal es que se obtienen unas altas correlaciones entre las puntuaciones que los usuarios otorgan a los vinos en la aplicación Vivino y las valoraciones que hacen de esos mismos vinos Robert Parker y Wine Spectator. Esto es, los resultados indican una elevada convergencia entre las valoraciones de los usuarios y de los críticos. Los vinos bien valorados por los usuarios también son bien valorados por los críticos y viceversa. De hecho, estas correlaciones son incluso más elevadas que las que existentes entre las puntuaciones de Robert Parker y de Wine Spectator entre ellas mismas.

En cierto modo, lo que han buscado los autores del estudio (la propia aplicación) es poner en valor la información de la propia aplicación, ya que teniendo en cuenta que el 75% de los vinos nunca son valorados por los expertos, estos resultados indican, hasta cierto punto, que los usuarios podemos “confiar” en las puntuaciones de la aplicación. Un vino bien valorado por los usuarios también lo sería por los expertos, y ésta información la podemos incorporar en nuestras decisiones de compra.

Teniendo en cuenta que como consumidor deberías aprender a tomar tus propias decisiones, que quieras usar la información de la aplicación a la hora de tomar una decisión de compra o que simplemente la utilices para "corroborar" tu opinión sólo depende de ti.

Un saludo,
Ricardo