5 de marzo de 2014

Ponga una app (de vinos) en su móvil.

Las aplicaciones para teléfonos móviles están de moda. El smarphone (teléfono móvil inteligente) se ha convertido en un compañero de viaje inseparable para la mayoría de nosotros y las aplicaciones desarrolladas para los mismos tratan de hacernos la vida más fácil. Por supuesto, el sector vinícola no es ajeno a este boom y en la actualidad puedes encontrar multitud de aplicaciones que, menos servirte un vino, hacen casi de todo.

Imagen-Apps-Vino

Básicamente, una aplicación móvil (conocida popularmente como App, del inglés application) es una aplicación informática diseñada para ser ejecutada en teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos móviles y que permite al usuario desarrollar una labor concreta, ya sea de carácter profesional, de ocio o de entretenimiento.

Estas aplicaciones pueden ser de pago o gratuitas. Algunas adoptan un modelo mixto denominado freemium, con una versión gratuita limitada y una de pago más completa o sin publicidad. Las aplicaciones están disponibles para los diferentes sistemas operativos alternativos de los teléfonos móviles en sus correspondientes plataformas: App Store para los dispositivos con iOS; Google Play para los dispositivos Android; Blackberry World para los dispositivos Blackberry; y Windows Phone Store para los teléfonos con Windows Phone. Aunque en muchos casos las aplicaciones se desarrollan para los diferentes sistemas operativos, en determinados casos sólo se encuentran para los más populares (iOS y Android) e, incluso, algunas sólo están disponibles para uno de ellos.

El auge de estas aplicaciones ha despertado el interés del sector vinícola y en la actualidad es posible encontrar multitud de aplicaciones relacionadas con el vino con diferentes finalidades y usos. Bodegas, portales de internet o guías de vinos son algunos de los que se han lanzado al desarrollo de estas aplicaciones. No tienes más que entrar en la zona de descarga de aplicaciones de tu teléfono o tablet e introducir el término “vino” en la caja de búsqueda para observar el elevado número de Apps existentes. 

Imagen-Apps-Vino-1
Ejemplos de aplicaciones relacionadas con el vino (1)

En líneas generales puedes encontrar 9 grandes categorías de aplicaciones (aunque algunas de ellas podrían estar englobadas en más de una categoría):

1. Aplicaciones de bodegas individuales.


Este tipo de aplicaciones están desarrolladas por una bodega en particular como instrumento para dar a conocer su historia, sus vinos o incluso redirigir al usuario a la tienda online de la bodega. Aunque son una herramienta de comunicación útil que aportan un carácter diferencial e innovador a las bodegas que las desarrollan, personalmente las considero muy limitadas a nivel usuario. Salvo para los muy fans de una marca o bodega, como usuario no tiene mucho sentido ir descargando todas y cada una de las aplicaciones que desarrollan las bodegas. Un ejemplo de este tipo de aplicación es la de Bodegas Emilio Moro, que permite al usuario conocer la historia de la bodega y sus vinos. Su originalidad reside en que también ofrece un 'Manual de iniciación a la cata' y permite crear un 'Registro de catas' dónde guardar notas, comentarios e incluso fotografías de los vinos.

2. Aplicaciones de una denominación de origen.


Este tipo de aplicaciones permiten al usuario conocer en profundidad los diferentes tipos de vinos, uvas y zonas de una denominación de origen y acceder a información sobre sus bodegas y los vinos amparados por la misma. Aunque en menor medida que las anteriores también las considero limitadas, por el hecho de estar restringidas a los vinos de una única D.O. Un ejemplo de este tipo de App sería la Guía de vinos de la D.O. Navarra.  

3. Aplicaciones de publicaciones o guías de vino.


Básicamente suponen la correspondiente versión App de las famosas guías de vino. Además de las puntuaciones y notas de cata, algunas aplicaciones te permiten añadir y guardar tu propia valoración de los vinos probados. Un ejemplo de este tipo es la aplicación de la Guía Repsol de los mejores vinos de España, que pone a disposición del usuario la información sobre los más de 2.800 vinos y más de 1.000 bodegas que los expertos de la guía han seleccionado. Entre otras funcionalidades incorpora la posibilidad de compartir los contenidos en las principales redes sociales. En la misma línea está la aplicación Wine Enthusiast Tasting Guide que te permite buscar miles de vinos, cervezas y licores así como los comentarios y valoraciones de los editores de la revista Wine Enthusiast Magazine. El carácter diferencial de esta App es que te permite conseguir una serie de recompensas o pases (badges) con descuentos para comprar accesorios para el vino. También permite guardar y compartir opiniones con los amigos y hacer un seguimiento de los vinos, cervezas y licores probados. Otra aplicación similar sería la Guía de Vins de Catalunya, que contiene una base de datos de 1.500 referencias y permite hacer la búsqueda escaneando la etiqueta de la botella. Esta App sigue un modelo freemium, de forma que la descarga y las diez primeras consultas son gratuitas y después ofrece un acceso ilimitado a todas sus funciones por 1,79 euros.

4. Aplicaciones para gestionar tu propia bodega.


Este tipo de aplicaciones te permite mantener un registro ordenado sobre los vinos comprados, los consumidos, tu valoración sobre ellos, etc. Un ejemplo de este tipo de aplicación sería Mi Vinoteca, que además de lo anterior permite buscar entre las fichas incluidas para agregarlas directamente a tu colección. En la misma línea, VinoCellar es una aplicación más potente que te permite incluso añadir fotos (etiqueta, botella) de cada vino y gestionar su ciclo de vida (tipo de entrada, fecha, precio, lugar de compra, fecha de salida, etc). Por su parte, Dastagarri Vino, te permite también gestionar tu bodega, guardar tus notas de cata o consultar un diccionario del vino. La particularidad de esta última aplicación reside en tener una base de datos de vinos y notas de cata multilingüe. 

5. Aplicaciones para facilitar la identificación de un vino.


Dada su versatilidad y utilidad para el consumidor, bajo esta categoría encontramos el mayor número de aplicaciones. El esquema de funcionamiento básico de este tipo de Apps es que el usuario introduce una referencia (con una foto de la etiqueta o mediante el código de barras) y la App la busca en su base de datos para ofrecer una completa información sobre el vino en cuestión (origen, bodega, precio, valoración, nota de cata, etc.).

Ejemplo de este tipo de aplicaciones son Vivino (una de las más completas), Drync (que permite realizar directamente la compra del vino), Cor.kz (pensada para introducir el código de barras y que permite mantener un historial de los vinos probados creando tu propia selección) o Vinthink, que se autodefine como la red social de los amantes del vino con información sobre multitud de vinos y bodegas de España, Francia, Italia y EEUU.

La mayoría de estas aplicaciones permiten compartir la información a través de redes sociales (Twitter y Facebook, etc.), geolocalizar tu posición y la de la bodega elaboradora, o guardar tu propio historial de catas (de hecho, algunas de estas aplicaciones cumplen también las funciones de la categoría anterior). 

Además, una de las funcionalidades más notables de la mayoría de este tipo de Apps es que, basadas en una filosofía web 2.0, permiten al usuario ser partícipe de la propia aplicación. Es decir, el usuario puede contribuir a valorar y puntuar los vinos, de forma que dicha valoración personal se incluye en la valoración que observa el resto de usuarios.

Buscando una mayor segmentación del mercado y un carácter diferencial algunas de estas aplicaciones se han especializado en un determinado tipo de vino. Por ejemplo, la aplicación nWines incluye vinos de menos de diez euros y que se valoran en una escala de 1 a 5 copas”. Esta App permite también comprar los vinos directamente en una web externa o incluso en la bodega, si tiene tienda online.

6. Aplicaciones de tiendas de vinos.


Se trata de aplicaciones desarrolladas para facilitar la compra de vinos en un determinado establecimiento. Un ejemplo de este tipo es la aplicación de la tienda online Uvinum, donde se puede comprar desde vinos, cervezas o destilados a productos gourmet y accesorios. En la versión más reciente para iPhone y iPad se puede pagar incluso con paypal.

En esta categoría incluyo también la aplicación Wine-Searcher, que es la versión App de la popular web wine-searcher.com, y que cuenta con una base de datos de casi 6 millones de precios de más de 40.000 establecimientos de todo el mundo. Esta App ofrece información del vino (origen, varietales, nota de cata) y de su precio en diferentes establecimientos, incluyendo los más cercanos a la ubicación del usuario.

7. Aplicaciones relacionadas con el enoturismo.


Dentro de esta categoría están las aplicaciones desarrolladas por las rutas de vino o asociaciones vinculadas al enoturismo y que pretenden facilitar al usuario el desarrollo de esta actividad, mostrando información sobre bodegas, hoteles o restaurantes vinculados a una determinada zona enoturística. Un ejemplo de este tipo de aplicación es GarnachAPP, que en realidad se trata de una especie de pasaporte electrónico con el que usuario puede conseguir premios al visitar los establecimientos que conforman esta ruta enoturística. Cuantos más establecimientos diferentes se visiten, a más premios se puede optar, desde una caja de botellas de vino o una pernoctación hasta un viaje en globo para contemplar la ruta de la garnacha y sus viñedos desde el aire. 

8. Aplicaciones B2B.


Bajo esta categoría englobaría las aplicaciones no dirigidas al consumidor final y que sirven para facilitar la gestión (comercial) de la propia bodega. Por ejemplo, en el marco del proyecto iWine Domecq Bodegas (Bodegas Campo Viejo) ha diseñado una aplicación para tablets que permite a su red de distribución y de ventas disponer de una base de ofertas y promociones de productos, en distintos formatos, y que se actualizan constantemente gracias a la conexión directa con los servidores de la bodega. Además, la bodega puede tener un registro de las rutas de cada comercial y optimizar la labor de su fuerza de ventas.

9. Otro tipo de aplicaciones.


La relativa facilidad con la que en la actualidad se pueden desarrollar estas aplicaciones y su popularidad ha fomentado la aparición de multitud de aplicaciones relacionadas de alguna forma con el vino y que cuentan con funcionalidades muy diversas. Cuatro ejemplos:
  • Pair it!, que te propone diferentes sugerencias de maridaje e indica los vinos que mejor armonía tienen con la comida que vas a degustar.
  • Wine DJ, que te permite identificar la mejor música ambiente con la que puedes acompañar la cata de un vino en función del tipo de vino y el tipo de situación (sólo, cena romántica, etc.) y, por supuesto, la reproduce.
  • DrinkFit, con información calórica y nutricional detallada sobre más de 1.600 bebidas.
  • The Wine Quiz, que es un divertido juego de preguntas y respuestas en torno al mundo del vino que te permite poner tus conocimientos sobre cultura vinícola de forma amena y divertida. Cada partida consiste en 10 preguntas, de forma que la puntuación de cada usuario aparece en forma de ránking y se compara con la de otros para fomentar la competición.

Imagen-Apps-Vino-2
Ejemplos de aplicaciones relacionadas con el vino (2)

Conclusiones


Aunque algunas de estas aplicaciones tienen limitaciones (por ejemplo, algunas sólo están disponibles en inglés o tienen algunas ausencias de vinos españoles) no podemos dudar de su utilidad y versatilidad para el usuario. Personalmente, creo que una de sus principales utilidades es que te permiten conocer algo más de los vinos que desconoces. Por eso, cuando viajo (sobre todo al extranjero) siempre llevo alguna de estas aplicaciones en mi móvil.

En cualquier caso, y aunque soy firme defensor de la tecnología, creo que el móvil y el vino a veces no maridan bien. Especialmente en lo relativo a dos cuestiones:
    Imagen-No-Phone-Wine-Zone
  • Las aplicaciones ofrecen una información que puede condicionar tanto tu elección como tu percepción. Recuerda el post de neuromarketing. La información y expectativas previas a la experiencia de consumo pueden condicionar tu percepción sensorial real del vino. Por eso, aunque a veces es interesante tener esa información, no dejes que la misma te condicione y estropee la magia de descubrir un vino nuevo.
  • Estas aplicaciones se han diseñado para facilitarte las cosas, no para que molestes a otros comensales. No hay costumbre más molesta que compartir mesa con alguien que abandona la conversación para sacar su teléfono, fotografiar la etiqueta y leer lo que en la aplicación se comenta sobre el vino. O que te abandona simplemente para tuitear el momento y enseñarle a sus amigos virtuales qué vinos está probando.

Aunque reconozco que estas aplicaciones ayudan y facilitan al usuario su relación con el vino, haz un uso moderado y racional de ellas. Recuerda, el momento de disfrutar el vino es: SIN EL MÓVIL ;-)

Un saludo,
Ricardo


PD: En estos enlaces tienes otras recopilaciones de aplicaciones relacionadas con el vino que te pueden interesar: